domingo, 12 de febrero de 2017

CRÍTICA JACKIE (2016)

LA PASIÓN DE JACKIE KENNEDY 
Por Lucía Pérez García 






Aunque el director sea Pablo Larraín y el compositor Mica Levi, la sombra del productor Darren Arronofsky y un regusto a su querido Clint Mansell pululan por la Casa Blanca. En la misma persona de Natalie Portman. Una Jackie mitad cisne blanco, mitad cisne negro. Experta en el exterior, muriendo en el interior. Tan exactamente igual a la primera dama, que cabría pensar que las manchas de su traje rosa son del mismo Kennedy. En el dolor y la imagen como una obsesión del espíritu y de la vanidad. En la soledad. En el poder de la música sobre la imagen. 


Pero el director es Larraín, y también hay de él en el fondo. Porque el director chileno no solo ha hecho películas sobre su país. Porque en su haber tiene la obra de un pianista perturbado y una música sobre la muerte. Porque tiene su especial forma de hacer cine biográfico. Porque es su primera incursión en Hollywood. 

No es agradable, como no lo es ver sostener sobre tus rodillas la cabeza sangrante de tu marido asesinado. No es fácil ni exactamente digerible, como no lo es el duelo en el intento de conservar la imagen. No es una película rara, porque está basada en hechos reales. Pero no es una película normal. Es, simplemente, una gran actuación acompañada de una música psicológicamente disonante, sobre un escenario a la vez antiséptico y manchado que habita en un tempo lento. 


Valoración: 6 / 10 

JACKIE (2016) 
Director: Pablo Larraín 
Reparto: Natalie Portman, Peter Sarsgaard, Billy Crudup, John Hurt, Greta Gerwig, John Carroll Lynch, Richard E. Grant, Max Casella, Beth Grant, Caspar Phillipson, Julie Judd, Sara Verhagen, Sunnie Pelant, Hélène Kuhn, Deborah Findlay, Corey Johnson 
Género: Drama, basado en hechos reales. 
Duración: 95 min.

No hay comentarios:

Publicar un comentario