lunes, 13 de febrero de 2017

CRÍTICA DE FENCES (2016)

MUCHO RUIDO Y ALGUNAS NUECES 
Por Lucía Pérez García 






Muchas vallas (“Fences”) –de diferentes formas y tamaños- han tenido que saltar los afroamericanos para tener una presencia prominente –y casi mayoritaria- en los Oscar 2017. Qué sea justo o resultado de protestas diversas, es otra historia. O quizás otra valla. Según como se mire. 

De todas las candidatas negras del año en sus diferentes categorías: Moonlight, Figuras ocultas y Loving, Fences es, además de la más charlatana, la de tono más oscarizable. No solo por un guión que exige a los actores una memoria prodigiosa y diferentes registros, sino por una adaptación teatral que en su mayor parte consigue evitar dicha apariencia; por una historia que, a pesar de tener color definido en pantalla, es totalmente universal en el fondo; y por un final de los que conmueven exactamente como a Oscar le gusta. 


Pocas vallas le quedan por saltar a Denzel Washigton. Tremendo actor y director menos tremendo porque no se prodiga más. Tres películas en su haber y tres aciertos. Tres de tres. Está por saber cuántos de los cuatros premios a los que opta le concede la Academia. No será pleno, pero como película de actores: el de la siempre segura Viola Davis... y el del señor protagonista, que quizás se esfume por no cantar… la la la, no te escucho. Y es que después de dos horas de intensos diálogos ininterrumpidos, uno se aburre un poco de tanto palabrerío y acaba por claudicar al aburrimiento. Una valla todavía por derribar. 



Valoración: 6 / 10 

FENCES (2016) 
Director: Denzel Washington 
Reparto: Denzel Washington, Viola Davis, Mykelti Williamson, Russell Hornsby, Saniyya Sidney, Stephen Henderson, Jovan Adepo, Toussaint Raphael Abessolo, Mark Falvo, Christopher Mele, Phil Nardozzi, Dontez James, Terri Middleton, Malik Abdul Khaaliq, Chris McCail 
Obra: Fences, de August Wilson 
Género: Drama Duración: 139 min.

No hay comentarios:

Publicar un comentario