miércoles, 18 de enero de 2017

CRÍTICA DE EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS (2016)

EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS: COMO ROBAR... UNOS CUANTOS MILLONES.
Por Lucía Pérez García







Cómo entender algo que no entiendes, de lo que no tienes ni idea, que además no es un tema que te interese especialmente, y estar casi dos horas pegado a la pantalla con una tensión creciente: 

1. Prepárate para ver una historia tan real como que sigue ocurriendo, y tan ficticia como un relato surrealista, que no es otra cosa que algo más allá de lo real. Un juego de verdadero o falso. 

2. Asegúrate de que el director sea Alberto Rodríguez, actual maestro indiscutible del thriller nacional, y cabeza de serie del cine andaluz –desde Sevilla con amor-. 

3. Sal de La isla mínima -sin olvidar antecedentes-, y céntrate en el aquí y ahora. A la mínima que te distraigas, te toman el pelo... y los ahorros.

4. Pon mucha, mucha atención desde el minuto cero, porque no sobra una palabra y la cosa tiene mil caras. Resultado infalible de una larga colaboración entre Rafael Cobos y el director Sevillano. 


5. Párate un momento a pensar desde que punto de vista está contada la historia. Un tal Camoes, trasunto de varios personajes reales. ¿Quién mejor que un hombre que es en sí mismo muchos hombres, para contar una historia que tiene mil caras? 

6. Avanza con la música de Julio de la Rosa. Impulso esencial de la película. No te dejará respirar. Carrera… ¿de fondo o velocidad? 

7. No te fíes de la caracterización, sino de los actores. 

8. Admira el cartel.

9. Disfruta de una película de espías, corrupción y engaños, con once nominaciones al Goya


Valoración: 7.5 / 10 

EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS 
Director: Alberto Rodríguez 
Reparto: Eduard Fernández, José Coronado, Carlos Santos, Marta Etura, Emilio Gutiérrez Caba, Luis Callejo, Tomás del Estal, Israel Elejalde, Pedro Casablanc, Enric Benavent 
Género: Thriller, basado en hechos reales 
Duración: 123 min.

No hay comentarios:

Publicar un comentario