domingo, 22 de enero de 2017

CRÍTICA DE LA LUZ ENTRE LOS OCÉANOS (2016)

UNA LUZ EN EL OCÉANO DE CIANFRANCE 
Por Lucía Pérez García  




Es la primera vez que no salgo con depresión de ver una película de Derek Cianfrance. Siempre tan “valentine”, pero tan inmensamente “blue”. Como si más allá no hubiera nada. Solo más tristeza y melancolía. Ha sido la primera vez, digo, y ha sido en un faro solitario. Lugar de meteorología y emociones agitadas, de desolación intrínseca, donde el director ha encontrado al fin un poco de luz. 

Una luz tamizada, donde choca el caramelo con el vinagre. Donde Stedman, y luego Cianfrance en una calcada adaptación, vieron el mayor -y más empalagoso- de los romances y el mayor -y más terrible- de los sacrificios. “Valentine” y “blue” se vuelven a ver las caras. Pero esta vez sí hay algo más allá. Y no es tristeza y congoja, sino esperanza y perdón.  





Todo está al servicio de una historia enormemente turbadora. La misma, o mejor, Alicia Vikander de La chica danesa. Fassbender, en el justo debate del amor, el deber, el trauma y la ética. Unos colores que hablan. Un paisaje enorme y doblemente romántico y amenazador, donde es difícil atisbar esa luz. Y una cuestión moral impresionante. Con una Rachel Weisz algo más intensa, y una música que no pareciera tan del Desplat más atareado –y manido-, parecería totalmente que estamos viendo el libro, y leyendo la película.  


Valoración: 7.5 / 10 

LA LUZ ENTRE LOS OCÉANOS “THE LIGHT BETWEEN OCERANS” (2016) 
Director: Derek Cianfrance 
Reparto:Michael Fassbender, Alicia Vikander, Rachel Weisz, Bryan Brown, Anthony Hayes, Caren Pistorius, Leon Ford, Benedict Hardie, Florence Clery Novela: M. L. Stedman 
Género: Drama, romántico 
Duración: 113 min

No hay comentarios:

Publicar un comentario