jueves, 22 de diciembre de 2016

CRÍTICA DE VAIANA (2016)

¿QUIEN SABRÁ QUE HAY MÁS ALLÁ?
Por Lucía Pérez García


Más allá de la línea entre el cielo y el mar Disney siempre encuentra una forma de que volvamos a creer en él. Una abuela loca, unos tatuajes con vida propia y una canción. Poco más. Al otro lado del arrecife quedó la genialidad. A este lado, donde nos encontramos nosotros, quedaron las buenas intenciones.


Allí, en frente, quizás, habiten un villano terrorífico, un secundario robaescenas, un compañero mejor aprovechado, y un libreto con más de una buena canción. Aquí, nos consolamos con un cangrejo que da vergüenza ajena, unos cocos sin sentido, un gallo cuya gracia desaparece en su segunda escena, un compañero que se desvanece sin pena ni gloria después de enseñarnos lo más importante, y una sola canción en condiciones. Allí,detrás del sol, donde Vaiana sueña con navegar algún día, quizás haya una historia que emocione de principio a fin. Aquí, la emoción amenaza en varios momentos con convertirse en pesadez. Allí, donde el infinito se confunde con el más allá, Vaiana sería una película extraordinaria, digna del mejor Disney del siglo XXI. Aquí, se queda a las puertas, e incluso un poquito más acá.

El color y la luminosidad, las olas que salpican las butacas, el cerdito mascota, el simpático y vanidoso semidiós, el espíritu de los antepasados, la leyenda, y esa canción perincipal tan Disney como la que más –y mucho mejor que la de Frozen-, no son suficientes para entrar en el olimpo de los clásicos. Me gustaría navegar más allá del horizonte y poder decir que fue emocionante. Me encantarí que el viento de cola soplara bien fuerte, porque me es imposible dejar de cantar.

                         

                         

Valoración: 6 / 10 

VAIANA "MOANA" (2016) 
Director: John Musker, Ron Clements y Don Hall, Chris Williams 
Género: Animación, aventuras. 
Duración: 113 min.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada