Páginas

lunes, 1 de julio de 2013

CRÍTICA AFTER EARTH

AFTER EARTH (2013),  M. NIGHT SHYAMALAN

Reparto: Will Smith, Jaden Smith, Sophie Okonedo, Zoe Kravitz, Isabelle Fuhrman, Kristofer Hivju, Sacha Dhawan, Chris Geere, David Denman, Monika Jolly

Valoración: 1 sobre 5

FELICES SUEÑOS
Por Lucía Pérez García


Simple y llanamente, esta es una de las peores películas del 2013”.

“En su mayor parte es una paliza”.

“…decepcionante relato sci-fi de supervivencia”.

“Un film de acción y ciencia-ficción completamente muerto”.

“Shyamalan firma en 'After Earth' un calculado plan hacia el suicidio artístico”.

“…una película tremendamente aburrida, previsible y sin ninguna gracia”.

Y ahora va la mía: recomendada para todos los públicos…que sufran de insomnio.

Y se preguntarán ustedes como después de tales críticas he decidido ver la película. Pues simplemente por curiosidad. Pero lo que no pensé es que la curiosidad mató al gato, y a mí por poco me mata de sueño. A mí, y a un señor que se pasó roncando toda la película desde los primeros diez minutos…y con eso lo digo todo.
After earth es una de esas cosas que solo sirven para engrosar la lista de películas insípidas, perfectas para echarse una siesta. Y en mi caso no solo la engrosa, sino que se coloca en el lugar de honor junto a Oviblion y Marea letal. Y es curioso, porque además de esta somnolienta cualidad, las tres tienen en común una fotografía azulesca-gris-verdosa que te induce a un estado onírico tal, que no puedes evitar que se te cierren los ojos. Por eso desde aquí hago un llamamiento a todos los directores del mundo: o hacemos una película en blanco y negro o, por favor,  utilicemos una gama más amplia de colores. Que sí, que el azul es muy bonito, el gris blancucho muy antiséptico y futurible, y el verde muy esperanzador, pero el espectro es muy grade y variado como para desperdiciarlo de esa forma.
Y ahora toca hablar del señor Will Smith, cuyas repetidas apariciones en los créditos son directamente proporcionales a su fracaso. A estas alturas hay tantas películas sobre apocalipsis terráqueos y emigraciones planetarias que no entiendo cómo es posible que alguien crea que un argumento así pueda llamar la atención. Demasiado brillante tendría que ser para que esto ocurriera. Y este, desde luego, no pasa la prueba del algodón.                                      En mi opinión,  la idea original del accidente de coche y el niño que tiene que buscar ayuda en medio del bosque hubiera sido más interesante. Cierto es que no hubiera dado para tanto lucimiento fotográfico, que después de todo es lo único que se salva de la crítica, pero al fin y al cabo poca gente va al cine a ver paisajes en tres dimensiones. Además, los he visto mejores, no olvidemos La vida de Pi o, inlcuso escarbando, escarbando, yo diría que me gustaron más los enrevesados paisajes de Un amor entre dos mundos, por poner dos ejemplos.
Después está eso de la relación paternofilial que tanto ha dado que hablar. Tanto, que ya se ha dicho todo. Pero yo voy llevar la contraria y voy a sacar algo bueno de este debate, y es que Will Smith debe de ser uno de los pocos padres americanos que han ido a ver todos los partidos de beisbol de su hijo. Y no solo eso, sino que seguramente habrá formado su propio equipo de animadoras y habrá patrocinado al equipo de su colegio. Y esta actitud hay que valorarla, más aun cuando su hijo no es ni mucho menos la estrella del equipo. ¿Qué debería ser más realista con las cualidades del nene? No lo niego. Pero en fin, ellos se divierten y  nosotros esa semana nos ahorramos dinero en ir el cine. Al final todos ganamos.
Si después de todo aun sienten curiosidad, les recomiendo que practiquen muy seriamente la fantasmación dichosa así, al menos, no sentirán tanto los efectos secundarios.


Conclusión: si algún día una raza extraterrestre o un super desastre natural acaba destruyendo la tierra y la humanidad tiene que huir a otro planeta etc, etc…por favor, a mí que me crionicen y tiren la cámara al espacio para que orbite eternamente porque, visto lo visto, me niego en rotundo  a vivir “after earth”.

2 comentarios:

  1. Jajaja me he partido con tu conclusión. En fin, se podría decir que se nos vende en los trailers una versión inventada de lo que realmente es la peli.
    Y últimamente solo veo películas con un guión predecible y una fotografía y efectos geniales, parece que es la moda hasta que los productores americanos se cansen.
    Y por cierto, si te gusta ver paisajes increibles te recomiendo The Fall: El sueño de Alexandría ;).

    ResponderEliminar