jueves, 17 de agosto de 2017

CRÍTICA DE REY ARTURO: LA LEYENDA DE EXCÁLIBUR (2017)

13:05:00 0 Comentarios
LA LEYENDA DE LOS MAMARRACHOS DE LA MESA AMORFA
Por Lucía Pérez García



De redonda no tiene ni la mesa. 
No hace falta ni un pedazo más. 
Ni uno, ni dos, ni tres…. ni una saga completa. 
Ojalá Guy Ritchie hubiera tropezado con otra piedra. 
Una que no tuviera una espada clavada. 

Entre la espada y la pared ha quedado.
No hay salida posible. 
Ni zoom, ni videojuego, ni videoclip… ni chorradas. 
Ojalá Guy Ritchie hubiera tropezado con otra piedra. 
Y se hubiera dado de bruces con ella. 

Tentáculos y criaturas descomunales. 
¿Dragones y mazmorras? 
Ni serpientes mutantes, ni asquerosos y pegajosos… ¿Qué es esa cosa? 
Ojalá Guy Ritchie hubiera tropezado con otra pierda. 
En la que no hubiera tantos bichos debajo. 

Qué desperdicio de hombres. 
No se salva ni uno. Ni uno es capaz de salvarla.
Ni Charlie Hunnam, ni Jude Law, ni capas, ni espadas... ¿Beckham? 
Ojalá Guy Ritchie hubiera tropezado con otra piedra. 
Y alguien le hubiera devuelto la pedrada a tiempo. 

Sones medievales e instrumentación experimental. 
Cuando la música solo funciona fuera… señores, tenemos un problema. 
Ni tema, ni contratema, pero… la canción no es mala. 
Ojalá Guy Ritchie hubiera tropezado con otra piedra. 
Ojalá nunca más pueda volver a sacar la espada. 


Valoración: 3 / 10 




REY ARTURO: LA LEYENDA DE EXCÁLIBUR “KING ARTHUR: LEGEND OF THE SWORD (2017) 
Director: Guy Ritchie 
Reparto: Charlie Hunnam, Astrid Bergès-Frisbey, Jude Law, Djimon Hounsou, Eric Bana, Aidan Gillen, Freddie Fox, Craig McGinlay, Tom Wu, Kingsley Ben-Adir, Neil Maskell, Annabelle Wallis, Zac Barker, Oliver Barker, Geoff Bell, Poppy Delevingne, Jacqui Ainsley, Bleu Landau, Georgina Campbell, Rob Knighton, David Beckham, Katie McGrath, Michael McElhatton, Mikael Persbrandt 
Género: Aventura, fantasía 
Duración: 120 min.

miércoles, 9 de agosto de 2017

CRÍTICA DE CORAZONES EN ATLANTIDA (2001)

12:41:00 0 Comentarios
UN RELATO CON CORAZÓN AL QUE LE FALTAN LATIDOS 
Por Lucía Pérez García 


Lo que no parece King es totalmente Stephen. El Rey Carmesí, sombría amenaza bajo chaquetas amarillas. Ruina que habita en cada milímetro de Maine y alrededores. Los amigos. Un niño y un adulto en lucha conjunta contra la oscuridad. La torre se divisa en la lejanía. También a lo lejos se cierra la historia. Detrás de historias conectadas por un vaso común: el mal, la guerra, Vietnam, 1960. Si no es Stephen, no tiene más remedio que ser King, aunque por el final se diría de otro. 

De las cinco historias que componen la novela de 1999 (Hampones con chaquetas amarillas, Corazones en la Atlántida, Willie el ciego, ¿Qué hacemos en Vietnam? y Se ciernen ya las sombras de la noche), Scott Hicks escoge la primera. No hay otra opción. El libro es engañoso. Te atrapa y te persigue durante horas para dejarte desinflado justo en la hoja en blanco que separa el primero del segundo de los relatos. No importa que te enganches a los corazones. La válvula que mantenía el pulso ya no deja pasar el calor de la sangre. Al final, un pequeño torrente escapa. Pero nada más. 


Tomada la primera decisión -la única decisión posible-, el resto parecen salidas de ese “resplandor de genio” que le llevó a los Oscar en 1996. La cara de Anthony Hopkins viene impresa en el mismo nombre de Ted Bratigan. No hace falta verlo para imaginarlo. Ni siquiera hace falta saberlo para la que la mente ponga en marcha la búsqueda del casting perfecto que dominará la lectura. También es perfecto el tono, la luz y lo es el hilo que pasa por cada relato entretejiendo las conexiones en uno solo –el único posible-. ¿Qué falta? ¿Qué sobra entonces? Algo donde agarrarse. 

No es culpa de la película (quien sabe que clase de magia hubiera hecho Frank Darabont...). Tampoco de la historia en sí. Es un algo. Quizás ese mismo algo oscuro que acecha las calles de Maine, y que impide al mismo Stephen King completar gran parte sus novelas decentemente. No nos queda más remedio, pues, que disfrutar del camino. Porque caminar por aquellas calles supone uno de los mayores placeres del mundo, no importa lo oscuro que sea. 

Valoración: 7 / 10 



CORAZONES EN ATLÁTIDA “HEARTS IN ATLANTIS” (2001) 
Director: Scott Hicks 
Reparto: Anthony Hopkins, Anton Yelchin, Hope Davis, Mika Boorem, David Morse, Alan Tudyk, Tom Bower, Celia Weston, Will Rothhaar 
Novela: Corazones en la Atlátida, de Stephen King
Género: drama, intriga 
Duración: 101 min.

domingo, 6 de agosto de 2017

CRÍTICA DE OKJA (2017)

12:13:00 0 Comentarios
EL CERDITO QUE ENCABEZÓ UNA REVOLUCIÓN FUERA Y DENTRO DE LA PANTALLA
Por Lucía Pérez García 


Son momentos de viajar en el tiempo. Momentos de disfrutar la pantalla grande. El día se acerca. La última película. La segunda revolución de la televisión. Su guerra mundial contra el cine en masa. Fría. Desde la sombra. Lentamente. Primero fueron las series, luego los directores, los actores, las buenas producciones… los adeptos se multiplican por minuto. La última película será la primera de una nueva era. Y lo que era, ya no será. 

Ya no será solo rompenieves, a partir de ahora también será rompe reglas. Bong Joon-ho puede ser la cabeza no encubierta de los tiempos por venir. El reino de Neflix puede ser un juego de tronos. El invierno llegará para otros. Un cerdito gigante basta para ganarse a un mundo dominado por los animales. Un reparto para ganarse a los cinéfilos. El resto es cosa de negocios. La balanza precio-calidad se está equilibrado peligrosamente hacia valores domésticos. El peso de una criatura tan enorme ha tenido, seguro, algo que ver. 


Y es digno de ver. Casi como una historia de Miyazaki. Fantástica, llena de aventuras y con unos fuertes cimientos que llegan a lo más profundo. Del desarrollo, de la vida, del ser humano, de la emoción. Como arte incipiente y revolucionario, escoge el momento perfecto para enfrentar política, sociedad y valores actuales. Como cuento, es tierno y abrazable -pese a las inabarcables magnitudes de la criatura-. Una moraleja apta para amantes de los animales y para los que simplemente los dejan estar. Una música mejor incluso que la película misma. Que Jake Gyllenhall sobreactúe es lo de menos. La curiosidad es verlo sobreactuar cómicamente. La doble ración de Swinton es costumbre, y de las buenas. Paul Dano es sinónimo de sorpresa. Desde ahora, comer jamón y llorar será una misma cosa. 

Valoración: 8 / 10 



OKJA (2017) 
Director: Bong Joon-ho 
Reparto: Ahn Seo Hyun, Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano, Devon Bostick, Lily Collins, Giancarlo Esposito, Steven Yeun, Byun Hee-bong, Shirley Henderson, Daniel Henshall, Je Moon, Choi Woo-sik. 
Género: fantastic, animales, drama. 
Duración: 118 min.

domingo, 25 de junio de 2017

CRÍTICA DE LA CASA DE LA ESPERANZA (2016)

11:26:00 0 Comentarios
UN ZOO QUE NO ES DE CRISTAL

LA CASA DE LA ESPERANZA


Si Anna Frank hubiera imaginado cientos de mascotas, los animales de este zoo habrían salido antes de las páginas de su diario. Con más vida y más fuerza. Seguramente con más emoción. Como una estampida ante la amenaza alemana. Pero ellos eligieron otro lugar para pasar a la historia. Sin pena ni gloria, con más de lo primero. Porque todo es triste hasta cuando es alegre. Inundado por el eterno desbordamiento de los lacrimales de Jessica Chastain -posiblemente, la actriz que mejor llora del mundo-.

Pero no solo ella. Nadie se libra del llanto. Porque de eso se trata. De tendernos un pañuelo para secarnos las lágrimas. En este caso, en forma de criaturas peludas. No alegran la vida, consuelan. Receptores de depresiones humanas. Salen de sus jaulas para recibir bombardeos de desolación. Del encierro a la libertad solo la muerte. Conejitos, cebras, elefantes y leones. Adorables bichitos cuya misión, más que protagonista, es hacer rebosar el vaso de los suspiros.


La verdadera protagonista es la guerra. El miedo, los secretos, los escondites, la muerte e incluso el sempiterno piano. Hay amor en la guerra y guerra en el amor. Ojitos que miran como el gato con botas, un niño que crece bien coloradito y alimentado en medio de la miseria del conflicto, Daniel Bruhl y Chastain, Johan Heldenberg con solo una parte de la radicalidad emocional de Alabama Monroe –la triste, claro-, y una directora interesante que aunque aquí no le acabe de salir, tiene en su haber cosas tan felices como McFarland, USA y tan bien dirigidas como North Country…


Valoración: 6 / 10

LA CASA DE LA ESPERANZA, “THE ZOOKEEPER’S WIFE” (2017)
Director: Niki Caro
Reparto: Jessica Chastain, Daniel Bruhl, Johan Heldenbergh, Iddo Goldberg, Michael McElhatton, Goran Kostic, Anna Rust, Val Maloku, Marian Mitas, Shira Haas, Slavko Sobin, Daniel Sidon, Daniel Ratimorský
Género: Drama, hechos reales, II Guerra Mundial
Novela: La casa de la buena estrella, de Diane Ackerman
Duración: 124 min.

domingo, 21 de mayo de 2017

CRÍTICA DE DÉJAME SALIR (2017)

11:21:00 1 Comentarios
PIENSALO DOS VECES ANTES DE ENTRAR
Por Lucía Pérez García 





Nunca un sonido tan simple y cotidiano fue tan fastidioso. Irritante hasta gritar ¡déjame salir! Querrás arrancarte los oídos y seguir escuchando al mismo tiempo. ¡Déjame salir! Volverás a gritar. La cucharilla seguirá su ronda por los confines de la taza. ¡Déjame salir! Una vez más. Pero las ondas sonoras ya habrán conquistado esa parte de tu cerebro que te pone los vellos de punta. De repelús, de miedo, de intriga, de asco ¿Té negro o café solo? 

Remover o derramar. Mientras, tu aguante ha llegado al punto en el que los cristales, y la porcelana, estallan. No encontrarás otra salida que continuar mirando, porque no tendrás más sentido que el de supervivencia. ¡Déjame salir! Nadie escucha. Dentro para siempre. Dentro de una tacita de apariencia dulce y sabor amargo ¿Hay algo más inquietante? No, este juego no es nada divertido… 


¡Déjame salir! Por última vez. Tus ojos empiezan a abrirse como naranjas en una mirada mecánica. ¡Déjame salir! Y, casi zombi, te dejas arrastrar hacia el final. Adivina quién viene a cenar esta noche… y asegúrate de que los anfitriones sean Katharine Hepburn y Spencer Tracy, y no Catherine Keener (que inquietante me resulta siempre esta mujer) y Bradley Whitford.


Valoración: 7.5 / 10



DÉJAME SALIR, “GET OUT” (2017)
Director: Jordan Peele
Reparto:     Daniel Kaluuya, Allison Williams, Catherine Keener, Bradley Whitford, Betty Gabriel, Caleb Landry Jones, Lyle Brocato, Ashley LeConte Campbell, Marcus Henderson, LilRel Howery, Gary Wayne Loper, Jeronimo Spinx, Rutherford Cravens
Género: Terror, racismo

Duración: 103 min.

viernes, 12 de mayo de 2017

CRÍTICA Z. LA CIUDAD PERDIDA

11:00:00 0 Comentarios
LA LLAMADA DE LA SELVA
Por Lucía Pérez García 






Solo la misma selva puede superar la novela de David Grann, en la que cada frase es más real que la siguiente: “Todo alrededor de mi era sonido, el sonido de la selva”. Los pájaros se convierten en murciélagos sangrientos, las moscas en peligrosos insectos que se alimentan de corneas, los simples mosquitos en nubes negras, las hormigas en asesinas, los perros en monos aulladores, los pececillos de colores en pirañas y la oscuridad de la noche en la lucha de la vegetación por sobrevivir buscando una salida hacia el sol. Luego cierras el libro y el Amazonas desaparece, pero el picor y los síntomas ya nunca lo hacen. Te has convertido en aventurero. Has contraído el síndrome Fawcett. Quizás por eso, por la enfermedad del aventurero romántico, la película de James Grey deja un poso de bohemia irresoluta. Un ansia continua de selva te persigue durante más de dos horas. Necesitas volver, como el mismo Fawcett. Necesitas sentir la grandiosidad amenazante de la naturaleza en su estado más salvaje. Necesitas descubrir el mundo. Incluso echas de menos más hambre, plagas y peligros. Todo es poco para una aventura más grande que el propio Amazonas. 

Aun así, James Gray casi consigue encontrar al verdadero Fawcett. Pero “casi” es poco para un hombre de la talla del intrépido británico, al que nunca le valió la incertidumbre de un abecedario al que le faltaba la última letra. Charlie Hunnam, siempre hijo de la anarquía, se funde con la selva tanto como nosotros. Deseando más. No así con el Fawcett victoriano. Pero tampoco el aventurero real encajaba en las costumbres. La inmensidad del paisaje llega a ser gloriosa por momentos. Una gloria más psicológica que física. Pero qué pocos momentos. Y la música, a la que Fawcett daba una importancia fundamental: “La música es un gran consuelo en la selva, y puede incluso salvar a un hombre solitario de la locura”, agranda tanto como mengua. No sabes si sí o si no. No sabes si la música es realmente ese “sonido de la selva” o el del viento-madera poniéndose en su lugar. La clásica –la civilización- se impone sobre la original –lo salvaje-, como todo en la película, complaciendo nuestras dos facetas pero dejando, de nuevo, un sueño por cumplir. 


Gray intenta despertarnos a un estado de elucubración impreciso con un final emocionante digno de Fawcett. Pero nosotros, como portadores del virus explorador, intentamos seguir dudando para no acabar con el misterio y poder volver de nuevo a la selva. 

El día que realmente encontremos esa ciudad perdida será nuestra perdición, porque nunca más querremos salir del cine.


Valoración: 8 / 10 

Z. LA CIUDAD PERDIDA, "THE LOST CITY OF Z"
Director: James Grey. 
Reparto: Charlie Hunnam, Sienna Miller, Tom Holland, Robert Pattinson, Angus Macfadyen, Bobby Smalldridge, Edward Ashley, Tom Mulheron, Aleksandar Jovanovic, Siennah Buck, Stacy Shane, Bethan Coomber, Ian McDiarmid 
Libro: David Grann. 
Género: Aventuras, basada en hechos reales. 
Duración: 140 min.

sábado, 25 de febrero de 2017

ESPECIAL OSCARS 2017

16:58:00 4 Comentarios


MEJOR PELÍCULA: quisieron comunicarse con nosotros. No supimos entenderles. Quizás es que no se expresaban en un idioma musical. Qué pena. Yo hubiera ido hasta el fin del mundo para encontrar una respuesta. Habría preguntado hasta el último hombre. Pero la luz de la luna era tan fuerte que todos estaban quedando ciegos. Ya no veían más allá del mar. Ni las chicas de la nasa, ni los rangers de Texas pudieron hacer nada por imperdirlo. Al final, nadie entendió porque Masiel había ganado Eurovisión. Ellos ya lo sabían ¿Flashback, flashfoward, sueño o realidad?




MEJOR DIRECTOR: no existiría mi yo cinéfilo como tal sin el señor Villeneuve. Me siento un poco prisionera. Aunque hasta el último momento no sabría si decir que no existiría mi yo cinéfilo como tal sin el señor Gibson. Aunque sin aquella película... ¿como se llamaba? ¡Whiplash! a mi yo cinéfilo nunca le habrían sangrado las manos. Aun sigo aplaudiendo.



MEJOR ACTOR PROTAGONISTA: un año más, escribó un nuevo manifiesto a favor de los actores olvidados: Jake Gyllenhaal. Mi eterno ganador. James McAvoy. Confirmado: es mutante. En fin, siempre me gustó Ryan Gosling...


MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA: y el premio a la mejor actriz protagonista de comedia o musical es para... Lágrimas en la lluvia: Jackie Kennedy superstar.

-Isabelle Huppert (Elle) 

MEJOR ACTOR DE REPARTO: si los Oscar fueran totalmente justos, Animales nocturnos estaría representada por Aaron Taylor-Johnson y Joel Edgerton ocuparía el honor que se ha llevado su compañera de reparto. Pero cuidado con Dev Patel, que tiene corazón de león.


MEJOR ACTRIZ DE REPARTO: siento debilidad por Michelle Williams, aunque salga solo unos minutos. Una pena que compita con la señora Davies...



MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN: no será necesario que Kubo toque las cuerdas mágicas para hacerse con el Oscar. Vaiana tendrá que seguir buscando más allá A lo mejor allí encuentra una tortuga roja y se hacen amigas. Mientras tanto, lo perezosos siguen rellenando las hojas de inscripción ¿Llegará Zootrópolis a tiempo para el día 26?

-Mi vida de Calabacín, de Claude Barras 
-La tortuga roja, de Michael Dudok de Wit 


MEJOR BANDA SONORA: no hace falta decir, que cantando la vida es más feliz. Si La La Land se merece un premio, es el de O Halloran y.... que diga: Justin Hurwitz.



MEJOR CANCIÓN: soñaba con ir más allá, pero el viento de popa sopló tan fuerte que me impulsó hasta las estrellas. Desde allí, contemplé con alivio como los trolls eran devorados uno a uno. This is the star of something wonderful, canté.

-Audition (The Fools Who Dream), de La ciudad de las estrellas (La La Land) 
-Can’t Stop the Feeling, de Trolls 
-City of Stars, de La ciudad de las estrellas (La La Land) 
-The Empty Chair, de Jim: The James Foley Story 
-How Far I’ll Go, de Vaiana


And the winner is...

lunes, 13 de febrero de 2017

CRÍTICA CAPTAIN FANTASTIC (2016)

11:46:00 0 Comentarios
COMO DIOS NOS TRAJO AL MUNDO 
Por Lucía Pérez García 





Viggo Mortensen es así: un poco raro, un poco fantástico, un poco aventurero y un poco independiente. Es un hombre al que le gusta provocar a su manera y siempre de forma distinta. En este caso, de varias y muy explícitas formas. Podríamos decir que se desnuda ante la cámara. 

De la misma forma, Captain Fantastic es una historia tan desnuda como repleta. Desnuda de todo complejo y repleta de emoción en todos los sentidos: paisajístico, bohemio, intrépido, familiar, moral, intelectual y cómico. Combinación echa con la simpleza del cine independiente, y el avance de las road movies. Dramática en el fondo, pero con la mirada siempre puesta en lo positivo. La personalidad, el espíritu y el amor al mundo en su versión más desnuda. 
  


Captain Fantastic no ha venido a convencernos de su doctrina, sino a enseñarnos un mundo al que todos, en algún momento, hemos deseado escapar dejando de lado las convenciones y abriendo los ojos a todo lo bueno que la naturaleza nos puede enseñar. Y como prueba de que es solo la muestra de un sueño empecinado de libertad, queda sonido final de la cadena del váter. Porque la aventura de la vida real puede ser igual de radical. Para pensar y disfrutar.  

Valoración: 8 / 10 

CAPTAIN FANTASTIC (2016) 
Director: Matt Ross 
Reparto: Viggo Mortensen, George MacKay, Missi Pyle, Kathryn Hahn, Frank Langella, Hannah Horton, Nicholas Hamilton, Steve Zahn, Ann Dowd, Trin Miller, Samantha Isler, Annalise Basso, Shree Crooks, Erin Moriarty, Charlie Shotwell 
Género: Drama, comedia, cine independiente 
Duración: 118 min.

CRÍTICA DE FENCES (2016)

9:57:00 0 Comentarios
MUCHO RUIDO Y ALGUNAS NUECES 
Por Lucía Pérez García 






Muchas vallas (“Fences”) –de diferentes formas y tamaños- han tenido que saltar los afroamericanos para tener una presencia prominente –y casi mayoritaria- en los Oscar 2017. Qué sea justo o resultado de protestas diversas, es otra historia. O quizás otra valla. Según como se mire. 

De todas las candidatas negras del año en sus diferentes categorías: Moonlight, Figuras ocultas y Loving, Fences es, además de la más charlatana, la de tono más oscarizable. No solo por un guión que exige a los actores una memoria prodigiosa y diferentes registros, sino por una adaptación teatral que en su mayor parte consigue evitar dicha apariencia; por una historia que, a pesar de tener color definido en pantalla, es totalmente universal en el fondo; y por un final de los que conmueven exactamente como a Oscar le gusta. 


Pocas vallas le quedan por saltar a Denzel Washigton. Tremendo actor y director menos tremendo porque no se prodiga más. Tres películas en su haber y tres aciertos. Tres de tres. Está por saber cuántos de los cuatros premios a los que opta le concede la Academia. No será pleno, pero como película de actores: el de la siempre segura Viola Davis... y el del señor protagonista, que quizás se esfume por no cantar… la la la, no te escucho. Y es que después de dos horas de intensos diálogos ininterrumpidos, uno se aburre un poco de tanto palabrerío y acaba por claudicar al aburrimiento. Una valla todavía por derribar. 



Valoración: 6 / 10 

FENCES (2016) 
Director: Denzel Washington 
Reparto: Denzel Washington, Viola Davis, Mykelti Williamson, Russell Hornsby, Saniyya Sidney, Stephen Henderson, Jovan Adepo, Toussaint Raphael Abessolo, Mark Falvo, Christopher Mele, Phil Nardozzi, Dontez James, Terri Middleton, Malik Abdul Khaaliq, Chris McCail 
Obra: Fences, de August Wilson 
Género: Drama Duración: 139 min.

domingo, 12 de febrero de 2017

CRÍTICA JACKIE (2016)

20:15:00 0 Comentarios
LA PASIÓN DE JACKIE KENNEDY 
Por Lucía Pérez García 






Aunque el director sea Pablo Larraín y el compositor Mica Levi, la sombra del productor Darren Arronofsky y un regusto a su querido Clint Mansell pululan por la Casa Blanca. En la misma persona de Natalie Portman. Una Jackie mitad cisne blanco, mitad cisne negro. Experta en el exterior, muriendo en el interior. Tan exactamente igual a la primera dama, que cabría pensar que las manchas de su traje rosa son del mismo Kennedy. En el dolor y la imagen como una obsesión del espíritu y de la vanidad. En la soledad. En el poder de la música sobre la imagen. 


Pero el director es Larraín, y también hay de él en el fondo. Porque el director chileno no solo ha hecho películas sobre su país. Porque en su haber tiene la obra de un pianista perturbado y una música sobre la muerte. Porque tiene su especial forma de hacer cine biográfico. Porque es su primera incursión en Hollywood. 

No es agradable, como no lo es ver sostener sobre tus rodillas la cabeza sangrante de tu marido asesinado. No es fácil ni exactamente digerible, como no lo es el duelo en el intento de conservar la imagen. No es una película rara, porque está basada en hechos reales. Pero no es una película normal. Es, simplemente, una gran actuación acompañada de una música psicológicamente disonante, sobre un escenario a la vez antiséptico y manchado que habita en un tempo lento. 


Valoración: 6 / 10 

JACKIE (2016) 
Director: Pablo Larraín 
Reparto: Natalie Portman, Peter Sarsgaard, Billy Crudup, John Hurt, Greta Gerwig, John Carroll Lynch, Richard E. Grant, Max Casella, Beth Grant, Caspar Phillipson, Julie Judd, Sara Verhagen, Sunnie Pelant, Hélène Kuhn, Deborah Findlay, Corey Johnson 
Género: Drama, basado en hechos reales. 
Duración: 95 min.

jueves, 9 de febrero de 2017

CRÍTICA DE MÚLTIPLE (2016)

10:24:00 0 Comentarios
UNA CRÍTICA MÚLTIPLE 
Por Lucía Pérez García 







Desde mis múltiples perspectivas, Múltiple es una película con múltiples interpretaciones. 

 1. James McAvoy: Por qué a este hombre nunca lo han nominado a un Oscar es una pregunta que se me ha venido a la cabeza en múltiples ocasiones. Las oportunidades han sido múltiples: Expiación, El último rey de Escocia, Filth... incluso, apurando, sus interpretaciones en La desaparición de Eleanor Rigby o Trance se merecían un reconocimiento. Y es que no desentona ni en las películas más comerciales, ni como el hermano ciclista pirado de Wimbledon. Actor físico y de retos. Actor múltiple capaz de mutar múltiples veces en un solo plano. Entendiendo mutar en el sentido más MONSTRUOSO e IMPRESIONANTE de la palabra.  


2. M. Night Shyamalan: Un director de múltiples sentidos. Más de seis. A saber: del presupuesto, del punto de vista, del suspense, de la música, de la escritura de guión, del final inesperado, de la sorpresa, del simbolismo, de la trascendencia camuflada, del tiempo y los tiempos… de las múltiples facetas de la dirección. Como el mejor de los directores (véase Spielberg, incluso el mismo Hicthcock), a veces falla, rotundamente (Véase La joven del agua y mejor no véase After Earth). Como los mejores, tiene un estilo propio inconfundible (que se aprecia de forma múltiple en Múltiple). Y, además (y esto no lo hacen todos): escribe, dirige y actúa. ¿Qué Múltiple no es su mejor trabajo? Aún está por ver. Porque esto no acaba aquí. Ni siquiera empieza aquí… todo empieza por empezar a ver las múltiples películas del director, y acabará cuando menos nos lo esperemos, y seguro, que con un final devastador.  

3. La música: Cuando un director y un compositor se entienden tan bien como para colaborar en prácticamente toda una filmografía, no hay duda de que el compositor es un buen cineasta y el director un músico en potencia. Y si alguien pensaba, por casualidad, que en esta ocasión no iba a poder escuchar a James Newton Howard… Hay múltiples formas de aparición, y Shyamalán, además de un director sorprendente, sabe bien cómo manejar la música. Múltiples sorpresas nos depara la música…  



4. La cámara: Gracias a ella podemos experimentar múltiples personalidades y emociones. Y aquí es donde entras dos de los múltiples dominios de Shyamalan: el punto de vista y el suspense por omisión. 5. Múltiple: También tiene sus fallos, aunque menos múltiples que sus logros: la única secuestrada que no parece sacada de Spring Breakers es Anya Taylor-Joy. Tras La bruja (y junto a Maika Monroe), pequeña promesa del terror independiente. Los flashbacks y la motivación de su personaje funcionan regular. Y hacia el tercer tercio, la película tiene un pequeño bajón, hasta que llega el subidón final, solo apto para fanáticos de Shyamalan.   

6. Y una reflexión final: ¿Y si no hubieran existido sinopsis, trailers y entrevistas…? Yo (que por cierto, tuve la suerte de verla en imprescindible V.O), y el mundo entero, habríamos disfrutado múltiples veces más. 


aloración: 7.5 / 10 

MÚLTIPLE “SPLIT” (2016) 
Director: M. Night Shyamalan 
Reparto: James McAvoy, Anya Taylor Joy, Betty Buckley, Brad William Henke, Haley Lu Richardson, Sterling K. Brown, Kim Director, Sebastian Arcelus, Lyne Renee, Neal Huff, Jessica Sula, Maria Breyman, Steven Dennis, Peter Patrikios, Matthew Nadu 
Género: Thriller, secuestros 
Duración: 116 min.